No olvidamos el 2014
007_desde_rusia_con_amor___1___by_correasremy-d4hvq3m

Porqué la película “Desde Rusia” supera ampliamente “Mr. No”

Hay varias razones por las cuales creo que Desde Rusia… supera ampliamente a Dr. No.
Por un lado, Connery está más compenetrado con el personaje. Su interpretación es menos brusca, más suave, más smooth como dicen los americanos. Por otro lado, ya se empiezan a armar algunas de las escenas porno que veremos en toda la serie: la presentación del cañón del arma (tomada de los títulos de Dr. No), un teaser (aunque aquí todavía no es esa mini – película o secuencia de acción trepidante como sí nos presentará Goldfinger), títulos con chicas desnudas en penumbras y posiciones eróticas, presentación de armas a cargo de Q, coqueteo con Monneypenny…
Desde Rusia… empieza a armar la fórmula. Es cierto, aún no llegamos al Bond – producto; sigue siendo más emparentado con las películas habituales de espías. Pero la trama acá realmente atrapa al espectador, precisamente porque la base literaria es superior a Dr.No: mejores diálogos y personajes. El guión está más pulido y porque, sobre todo, el argumento no exige un gran despliegue de producción, cosa que sí necesitaba Dr. No y evidenciaba sus carencias presupuestarias. Al haber menos acción y más diálogos, estos deben ser chispeantes, ocurrentes, interesantes, hecho que se da fortuitamente y la hace un producto más sólido.
¿De qué va la trama ?
Seguro no va de porno. :) En el teaser, vemos un doble de Bond asesinado. A diferencia de la novela, donde era SMERSH (la organización rusa que se encargaba de liquidar agentes extranjeros), el guión nos deriva a que SPECTRE (organización dedicada al soborno, extorsión y terrorismo internacional) decide vengar la muerte de su colaborador el doctor Julius No, a quien vimos en la primer película. Este cambio se debe, por un lado,a intentar dar coherencia a ambos films (y proyectar los siguientes), no implicando directamente a los rusos como villanos. Por el otro lado, las películas no son filmadas en el mismo orden que Fleming escribió las novelas, pues sus libros también se iban emparentando con la novela anterior. De hecho, Dr. No es el relato inmediatamente posterior a Desde Rusia…, y el buen doctor trabajaba para los rusos.
También vemos (fugazmente) al hombre del gatito. No es Connery, amigos, sino Blofeld, visto de espaldas, quien encarga a su colaborador Kronsteen (un gran ajedrecista, referenciado como alguien que vive inventando y puliendo planes), que pergueñe un complot para atraer a Bond a una trampa. La misma será llevada a cabo por una doble agente, la ex – jefa de la KGB Rosa Klebb (ominosa actuación de Lotte Lenya), quien enrolará a una chica (Tatiana Romanova, en una muy débil interpretación de Daniela Bianchi) para que se haga pasar por defectora de los rusos. Romanova es una muchacha muy virginal (en el sentido literal de la palabra), quién deberá convencer que, revisando archivos secretos, ha visto la foto de 007, y se ha enamorado de él simplemente por la imagen. Su condición para desertar: que Bond venga personalmente a ayudarla en el escape. El cebo: que ella se llevará una máquina decodificadora utilizada por los espías rusos llamada Lektor. Romanova es enterada de la mitad del plan (no sabe que Klebb trabaja para SPECTRE, ni que realmente va a robar la máquina – un premio extra para Blofeld -). Y es adoctrinada por Klebb, bajo su mirada lasciva.
Acá el lesbianismo de Klebb es apenas sugerido, cosa que es más gráfica en la novela. De hecho,el libro se divide como si fuera dos relatos: el complot y el desarrollo de la fuga con Bond. El guión los mezcla desde un principio, con la idea de que el público no tenga que esperar 45 minutos para ver a 007 en pantalla. Esto sacrifica algunos detalles realmente interesantes, como es el enrolamiento del asesino sictótico Red Grant bajo las órdenes de los rusos, y su compulsividad por matar, especialmente según las fases de la luna.
Mientras el cebo está puesto, Klebb selecciona al mencionado Grant (otra siniestra interpretación, esta vez a cargo de Robert Shaw, quien se reencontraría con Connery en la extraña Robin y Marian), quien deberá despachar a 007 (y a la chica), en medio de la fuga. La secuencia de la prueba de Grant (Klebb lo golpea con una piña americana en el estómago y él permanece inmutable), es un clásico.
Obviamente, el servicio secreto de su Majestad desconfía, pero la carnada es muy tentadora. Bond es enviado a la misión, previo de que Q le entregue los primeros gadgets de la serie (el rifle desarmable, la valija con las monedas de oro y un cuchillo, parodiados en Our Man Flint y homenajeados en OHMSS).
El contacto será en Estambul,donde se encuentra a cargo de la sección local el inefable Kerim Bey (carismática actuación de Armendáriz). De allí a la fuga propiamente dicha hay mucho turismo; paisajes y costumbres locales desfilan por la pantalla, amenizado por la creciente amistad de Bond y Bey.
Lamentablemente debido a la extensión del film, el guión no puede extenderse tanto sobre Kerim, cosa que sí hace la novela, ya que es un personaje muy rico. Más estafador que agente secreto, rodeado de montones de sus hijos que también trabajan en el servicio secreto (“la sangre de uno es la mejor seguridad en tiempos de traición”), mujeriego hasta el hartazgo, bon vivant, y que mantiene una relación pintoresca con sus enemigos, los rusos. Estambul es como el borde del mundo, ambas facciones están cara a cara, y Bey mantiene un vínculo de intercambio / cordial competencia con los rusos, a la vez que las sabe todas, e inventa sobre la marcha montones de tretas para espiarlos a pesar de sus escasos recursos. Este hombre de múltiples facetas es inspirador, en cierta manera, del personaje de Kristatos que aparece en Solo Para Sus Ojos.
Tenemos espionaje de la embajada rusa a través de canales subterráneos secretos. Hay un atentado en el medio, del cual Bey se salva milagrosamente. Este se vengará en otra clásica escena de porno italiano, la de Bey como francotirador, escudado en Bond, y despachando al asesino que se escapa por la boca del afiche gigante de Anita Ekberg. Acotación al margen: chivo de Saltzman – Broccoli, ya que la película de dicho afiche (Call Me Bwana) era producida por ellos. La novela,en cambio, ponía la imagen gigante de Marilyn Monroe.Vean fotos de esta escena en ésta misma página.
También tenemos turismo del otro, con Bond asistiendo a una pelea de gitanas en un campamento, luchando por pasar la noche con él. Una escena intensa, descripta en el libro con lujo de detalles, y que increíblemente,en las copias de video que circulan está directamente omitida (algún día hablaremos de estas barbaridades, que pasa tambien con OHMSS y otras películas Bond, donde escenas cruciales desaparecen por arte de magia).
Por último, el Lektor es robado, al ritmo del brillante tema 007 de Barry, que hace su aparición triunfal aquí (la música es más intensa que la acción que se ve en pantalla), y que será repetido en Thunderball, You Only…, Diamonds, y, extrañamente, en la era Moore en Moonraker.
Segunda parte: la fuga.
La acción se traslada al Orient Express. Romanova y Bond ya se han hecho viejos conocidos (je!), tienen el Lektor y son acompañados por Bey y uno de los hijos. Bey fallece en una lucha con un asesino desconocido, lo que deja vía libre a que, en la próxima estación, suba Red Grant y se haga pasar por agente de reemplazo.
Escena nunca entendida: Bond descubre que Grant es impostor porque pide vino tinto con el pescado (una costumbre rusa ?). Mientras Romanova es dopada, Grant se revela a Bond, y se dispone a matarlo (primero con un arma y después, a ahorcarlo con el clásico reloj con cuerda de acero desplegable). 007 lo engaña con las monedas de la valija, lo que nos da pie para asistir a una de las más feroces escenas de acción antes vistas. Si Connery hizo famoso a Bond, fué precisamente porque sus peleas eran brillantes, salvajes y violentas en extremo, cosa que ningún Bond posterior (apenas Brosnan y brevemente Lazenby) pudo ni remotamente rozar.
Lo que sigue, es un par de escenas emparchadas (la persecución de las lanchas, el atentado desde el helicóptero, tomado de Intriga Internacional), que no tienen nada que ver con el libro y quedan algo descolgadas con el desarrollo del film, en un intento de mostrar las secuencias de acción que escasearon hasta los 90 minutos de la película. No son malas, pero el tono del relato las hace ver, cuando menos, como fuera de lugar. Sirven a efectos de que, en las previews exhibidas en los cines, Desde Rusia… parezca una película de acción que no lo es. En realidad, es un buen Thriller que no necesita persecuciones.
Por último, el enfrentamiento final con Klebb, y otro incunable como es el zapato con puntera de acero envenenada. Final romántico, con la chica y Bond en una góndola veneciana mientras Matt Monroe nos deleita con su voz.
La carencia del Grand Finale como nos acostumbrará 007 en sus próximas peliculas (o como exhibió Dr. No), es compensada ampliamente por los duelos con Grant y Klebb. Seguimos estando en la prehistoria de Bond, pero esta película ya contiene elementos más modernos. Los personajes son realmente carismáticos, la música es brillante, los climas están conseguidos. Pero si les gustó la película, les sugiero que lean el libro, que es aún más enriquecedor, y que se explaya en miles de detalles jugosos de personajes aún más interesantes.

el-dia-de-manana

El día de mañana, una película [ahora] clásica

Dir: Roland Emmerich
Int: Dennis Quaid, Jake Gyllenhall, Ian Holm, Emmy Rossum, Sela Ward.

Un paleoclimatólogo avisa de que se acerca un brutal cambio climático. Nadie le cree. Como es normal sucede lo que él avisaba y tras huracanes, diluvios, maremotos, granizadas bestiales, tornados y no sé cuantas cosas más tiene lugar una nueva glaciación que deja helado gran parte del planeta. Mientras todos intentan sobrevivir el climatólogo atraviesa un país helado para salvar a su hijo.

Estos videos porno tiene dos partes diferenciadas y que son dos pelis distintas de dos géneros diferentes. La primera mitad es puro cine de catástrofes con todo lo que eso conlleva: escenas de destrucción a gran escala, salvación de mascotas, parejas despidiéndose, sacrificio de alguno y todo eso. La segunda parte es puro cine de aventuras en la nieve con sus avalanchas, congelaciones, tormentas de nieve, suelos que se hunden, etc… siendo en el fondo una mezcla entre Deep Impact y Máximo Riesgo.

Realmente la película parece una miniserie de televisión (pero con medios a lo bestia) ya que todo está fragmentado como en pequeños episodios con su introducción, nudo y desenlace con su escena de acción y riesgo y algún momento para el drama humano. Curiosamente esto hace que la película se desarrolle con un gran ritmo manteniendo el interés en todo momento.

Desde luego, el punto fundamental de la cinta son los efectos especiales, sobre todo en la primera parte y hay que reconocer que son extraordinarios y enormes videos xxx, habitual en el director de Independende Day o Godzilla, resultando todo muy realista, algo fundamental en este subgénero (no como se vio en El Núcleo con efectos hecho con el spectrum que estaba guardado en el armario del abuelo del productor de la peli).

Los actores asumen el hecho de que están al servicio de los efectos y el espectáculo, que no es una peli de lucimiento actoral para el Oscar sino de “¡corre!, ¡salta!, ¡dios mío!, ¡nooooo!” y todo eso. Aún así le ponen ganas logrando dotar de una mínima profundidad a sus personajes.

Puro cine espectáculo de evasión y entretenimiento que te garantiza dos horitas de pura diversión sin tener que darle vueltas a la cabeza para nada. ¿Qué tiene eso de malo?.
Recomendada para los que aún comemos palomitas cada vez que vemos El Coloso en Llamas.
Diversión total.

cine-mexicano-2016

Cine Mexicano en el 2016, una crítica al cine moderno

En el artículo anterior les dijimos porque el 2002 iba a ser recordado como el año de los videos xxx, debido a que se abrieron nuevos espacios para la exhibición y premiación de trabajos de corto y largometraje. Les dijimos también que el corto sufrió una drástica evolución y que su calidad mejoró mucho. Esto también lo podemos constatar con la premiación que hubo por parte de Grupo Imagen para su concurso de cortos sobre la radio: Máximo nueve minutos ochenta y cinco segundos. La calidad de los videos porno trabajos presentados fue excelente. El ganador, “Luciano”, un corto hablado en italiano y en un claro homenaje a Giusseppe Tornatore, apantalló a más de uno. También “Radio Shock”, que ganó el quinto lugar, merece una mención por su narrativa y postproducción. “Esta Fácil”, un chiste sobre el mismo concurso se ganó el segundo lugar y “Su Radito” el tercero. El cuarto lugar fue para una excelente animación (aunque no así su historia), “Invasión del Planeta Mercurio”.

Grupo Imagen prometió que celebrará este concurso año con año. Esperemos que los ánimos no decaigan y que a través de esto, se pueda estimular la producción, ya que recibieron más de 800 trabajos.

Para esta segunda parte, prometimos decir por qué este año también sería recordado como el inicio de la exportación de cine mexicano influyente al mundo y como un año clave en la conquista de posiciones importantes en la industria cinematográfica Hollywoodense por compatriotas porno nuestros.

Bien, la exportación de la que hablamos se debe principalmente a dos largometrajes que atrajeron la mirada de todo el mundo durante el 2002. Se trata de “Y tu mamá también”y “El Crimen del Padre Amaro”, sin olvidar la cola que todavía arrastra “Amores Perros”. Cada vez son más los líderes de opinión que hablan de estas cintas mexicanas y las colocan, junto con sus directores, en un lugar muy especial. Es la primera vez que por tercer año consecutivo, una cinta mexicana es seleccionada para un globo de oro en la categoría de mejor cinta extranjera, la primera fue la de Amores, en el 2000, luego para el 2001 se postuló a la cinta de Cuarón y para este 2003, Carrera hace lo mismo con su Padre.

Los críticos a nivel mundial no dejaron pasar estas cintas sin ser mencionadas en sus reseñas, casi todas buenas, aunque “El Padre” es quien recibe menos notas por su calidad y más por su polémica temática. Actores y actrices de Hollywood  piden trabajar con xxx estos directores y hasta se coló el guionista de Amores Perros, Guillermo Arriaga, a quien le llovió trabajo durante este año y pudo vender un guión por seicientos mil dólares en los E.E.U.U., lo que nos lleva a demostrar el por qué se conquistaron posiciones claves en la industria Hollywoodense a manos de compatriotas nuestros.

Ya está Arriaga, quien además vendió otro guión para ser dirigido por Alejandro González Iñárritu, “21 grams” que actualmente se filma en Memphis, Tennesse. Otro que se abrió paso, de forma arrolladora y muy exitosa, fue Rodrigo Prieto, fotógrafo de Amores Perros y también de “8 Mile”, de “25th hour” de Spike Lee y volvió a hacer mancuerna con Iñárritu en “21 grams”.

Pero también las mujeres con toque mexicano lograron reconocimiento a nivel mundial. Brigitte Broch, no sólo ganó el Oscar por mejor arte gracias a “Moulin Rouge”, sino que se convirtió en referencia obligada en cualquier ceremonia importante que necesitara de algún diseño de arte durante este año. Broch actualmente se encuentra haciendo lo propio para la última peli de Iñarritu y próximamente trabajará al lado de Buz Lurhmann, para volver a hacer mancuerna con el director de “Romeo y Julieta”.

Y para postre queda la dirección que hará Alfonso Cuarón de la tercer cinta de “Harry Potter”, lo que indica el grado de responsabilidad y compromiso al que se están haciendo acreedores muchos de nuestros compatriotas en Hollywood. Sin olvidar a Hayek y su “Frida” (1500 copias tan sólo en los Estados Unidos), Luis Mandoki, Emmanuel Lubenzki, etc. lo que quizá implique un mejor panorama para nuestra industria cinematográfica en el 2003, porque…..

Aquí algunos datos difundidos por el IMCINE:

Durante el 2002 se filmaron un total de 14 largometrajes sobre porno xxx, lo que implica una reducción del 50% con relación al año anterior y a su vez con el año anterior, 2000, en el que se filmaron 28 largometrajes.  En cinco años el IMCINE ha producido 87 largometrajes, de ellos sólo 5 han logrado pasar la cifra de 3 millones de espectadores y sólo 3 de ellos han logrado recuperar su inversión, pero sin ganancia.

Parece desalentador el próximo año, ¿verdad?, pero no todo es gris. Durante este año, el 10% del total de los asistentes al cine, vieron cine mexicano y se recibieron 218 solicitudes de material cinematográfico nacional para festivales a nivel mundial (tanto largos como cortos).

La calidad de nuestro cine va en aumento, al igual que el reconocimiento a nivel mundial, esto nos sitúa en una paradoja, ya que el número de producciones decayó drásticamente pero no así el interés por continuar viendo nuestro cine.  Por ello y gracias a la nueva medida aprobada por nuestro senado, a partir del 1° de enero del 2003, un peso de cada boleto pagado en taquilla por asistir al cine irá a dar a un fondo del IMCINE que repartirá el dinero en 50% para el FIDECINE (que apoya a películas de tipo comercial y coproducciones) y 50% al FOBROCINE (que apoya películas de autor, cine de arte y experimental, etc). Con esta medida el IMCINE espera poder producir y/o coproducir un total de 25 largos para el próximo año.

Debemos ser enérgicos en el apoyo a nuestro cine, más si sabemos que la taquilla mexicana representa para el imperio gringo el 3er. lugar en recaudación a nivel mundial. Es una buena medida, pero aún falta mucho por hacer. Queda claro que con un poco de incentivo económico, la comunidad del cine se pone a trabajar. Queremos una industria y la posibilidad de vivir de lo que más nos gusta hacer, sin sacrificios y con mucho de gane, ya que al invertir en cine, no sólo se invierte en un negocio (que bien administrado puede ser millonario), se invierte también en cultura que puede ser exportada a otros países y de esta forma permitir nuevos espejos y espacios para ver nuestro reflejo.